La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Grandes Maestros del Yoga Escuela Sivananda

 

Swami Sivanada (1887 – 1963)

Swami SivanandaSwami Sivananda

Gran maestro del siglo XX en India se dedico al trabajo humanitario como doctor en Malasia. Fundador de la Divine Life Society” Sociedad de la Vida Divina en Rishikesh ( un ashram que mas adelante se convirtió en organización Mundial. Publicó mas de 300 libros con las tradicionales enseñanzas de Vedanta “ Filosofía hindú” y escribió mas de 200 libros en Ingles sobre Yoga.

Estableció la academia “Yoga Vedanta del Bosque” que se convertirá en modelo para el primer curso de formación de profesores de yoga en occidente.

Estableció todos los sistemas de yoga conocidos enseñando el yoga de síntesis ( base de las prácticas modernas de yoga en occidente ).

 

SU MISIÓN: SERVIR A LA HUMANIDAD

En su vida logró con éxito dos carreras: una como doctor en medicina y la otra como gran yogui y sabio. Su trabajo siempre se centró en servir a los demás: “Cada trabajo que servía para sanar o aliviar el dolor de los que sufrían me llenaba de gran gozo”. Para él, el servir era “la expresión del Amor”. Tras sus comienzos como doctor en la India se trasladó a Malasia donde miles de Indios trabajaban y vivían en condiciones muy difíciles. Como director de un hospital local pasó gran parte de su tiempo ayudando a los pobres, aquellos que más le necesitaban. No sólo les daba atenciones médicas sin coste alguno sino que les mandaba de vuelta a sus casas con suficiente dinero para reponer el jornal perdido.

 

 EN BUSCA DE LA FELICIDAD DURADERA

La sensación de estar llamado a una meta más elevada en la vida estaba siempre en la mente del joven médico. Mas allá de los sombríos placeres de la vida, él buscaba constantemente formas más elevadas de felicidad duradera y paz. El estrés físico y mental que observaba en las personas que conocía le apenaban profundamente. A través de las enseñanzas del Vedanta fue descubriendo gradualmente cuál era la auténtica meta de la vida. Deseaba por encima de todas las cosas seguir el camino de los santos y ayudar a la gente, no sólo a nivel físico como antes, sino también a nivel mental. Para poder dedicar su vida completamente al yoga renunció al mundo y pasó muchos meses como monje renunciante, en un solitario camino errante hasta los Himalayas. Allí practicó yoga y meditación intensamente y alcanzó la realización.

 

EL YOGA DE LA SÍNTESIS

Swami Sivananda enseñó una forma de yoga que integraba todos los sistemas conocidos. Este yoga de la síntesis es la base de la práctica moderna del yoga en occidente. En Rishikesh formó a muchos destacados discípulos que contribuirían a la gran reputación que hoy en día tiene el yoga clásico por todo el mundo. En 1957, instruyó a uno de sus discípulos más cercanos, Swami Vishnudevananda: “Ve a Occidente, la gente te está esperando” y le envió primero a América y después a Europa a difundir las enseñanzas del yoga.

 

EL MAYOR REGALO ES EL CONOCIMIENTO

Escribir se convirtió en la nueva misión de Swami Sivananda. Por lo que pudo aportar a la gente una ayuda más duradera. Su meta era difundir el conocimiento espiritual tanto como le fuera posible. Para él el conocimiento era el mayor de todos los regalos. La imprenta era más importante para él que el púlpito, porque las palabras que escuchamos pronto se olvidan; sólo la palabra escrita perdura. Él continuó esa misión hasta el final de su vida, publicando más de 200 libros sobre todos los aspectos del yoga.

 

ESTUDIANTES POR TODO EL MUNDO

Swami Sivananda escribió todos sus libros en inglés porque así podía llegar a una mayor cantidad de personas en el mundo. También mantenía correspondencia regular con cientos de estudiantes de yoga por todo el mundo, que se dirigían a él en busca de respuestas y consejos. A su manera, desde su sencilla casa a orillas del Ganges en los Himalayas, Swami Sivananda difundió el mensaje del divino conocimiento a los confines de la tierra.

 

EL PODER PERMANENTE DE SUS PENSAMIENTOS

Swami Sivananda, este gran sabio del siglo veinte, sigue vivo a través de sus libros, sus discípulos, y en la atmósfera de los centros y ashrams. Era un príncipe entre los hombres, una joya entre los santos. El servicio y el amor fueron las armas que utilizó para conquistar el corazón de los hombres, no fundó ninguna religión, ni desarrolló nuevas leyes sobre la ética y la moralidad. Sin embargo, él ayudó al hinduista a ser un mejor hinduista, al cristiano un mejor cristiano, al musulmán un mejor musulmán. Había un poder duradero en Swami Sivananda (en sus pensamientos, en sus palabras, y en sus actos). Tenía el poder divino de la verdad, la pureza, el amor y el servicio.

 

 

Swami Vishnu-devananda

( 1927-1993 )     

Swami Vishnu-devanandaSwami Vishnu-devanandaEL CAMINO PARA LA PAZ

En octubre de 1957  Swami Vishnudevananda llega desde la India a las costas de California, llevando consigo diez rupias, unas pocas frases en inglés y una gran misión: había sido enviado por su maestro Swami Sivananda (1887-1963) a Occidente para difundir el yoga, el mapa espiritual para la paz interior. En el clima de la Guerra Fría y el capitalismo feroz, Swami Vishnudevananda percibió cuánto se necesitaba de su trabajo. Su meta era poner en movimiento una evolución holística hacia la paz, continuando así la tradición de Gandhi y Martin Luther King.

 

EL ALCANCE GLOBAL DEL YOGA

Hoy, millones de personas practican los ejercicios que Swami Vishnudevananda comenzó a enseñar en occidente hace 50 años. Gimnasios, centros de fitness y hoteles para la salud ofrecen clases de yoga, y el yoga está encontrando nuevos adeptos cada día. La creación de más de 70 centros y ashrams Sivananda por todo el mundo es prueba del enorme logro del dinámico maestro de yoga. Por nombrar algunas de las localizaciones: New York, Montreal, nuestra central en Val Morin (Quebec), San Francisco, Los Angeles, Chicago, Nassau (Bahamas), Londres, París, Berlín, Munich, Viena, Reith cerca de Kitzbühel, Ginebra, Madrid, Tel Aviv, Delhi, Chennai, Neyyardam(Kerala), Uttarkashi (Himalayas), Buenos Aires, Montevideo.

 

“UN GRAMO DE PRÁCTICA VALE MÁS QUE UNA TONELADA DE TEORÍA”

Los cinco pilares básicos de la práctica de yoga según Swami Vishnudevananda son asanas (posturas físicas), ejercicios de respiración, relajación profunda, una dieta vegetariana y pensamiento positivo. Todas las técnicas del yoga culminan en la meditación, la experiencia de unidad con uno mismo. En 1969 Swami Vishnudevananda encontró la manera sistemática de  difundir el yoga, dirigiendo el primer Curso de Formación de Profesores (TTC) en Occidente. Lo que comenzó como una visión ha traído consigo la formación de 29.000 profesores, a los que se añaden 1.000 más cada año. Ellos enseñan el yoga clásico en centros de salud, escuelas, centros médicos, universidades, hospitales y prisiones.

 

LOS BEATLES NO ERAN LOS ÚNICOS EN PONERSE SOBRE LA CABEZA

Una vez, mientras Swami Vishnudevananda estaba explicando la postura sobre la cabeza a los Beatles en el Aeropuerto de Los Ángeles, Ringo Starr exclamó: “No puedo ni siquiera mantenerme de pie, cómo podré ponerme sobre la cabeza?”. Más adelante, cuando consiguió que los Beatles se pusieran en la postura sobre la cabeza, éstos se dieron cuenta de algo que muchos estudiantes ya sabían: lo que aparece como un ejercicio puramente físico era en realidad un cambio de perspectiva tanto para el cuerpo como para la mente.

 

LIBRE COMO UN PÁJARO

Para Swami Vishnudevananda no existían las barreras, ni internas ni externas. Él creía que las barreras son sólo una construcción de la mente que debe ser superada. Por eso comenzó a realizar vuelos simbólicos a través de fronteras  en lugares conflictivos del mundo.

En 1971, voló con el actor Peter Sellers en un “Piper Apache” de dos motores llamado “El Avión para la Paz” a Belfast, en el Norte de Irlanda, en el primero de una serie de vuelos para la paz sobre los lugares más conflictivos del planeta, arrojando flores y panfletos con mensajes pacificadores. Un mes más tarde voló a Oriente Medio. En un vuelo de paz sobre el Canal de Suez durante la guerra del Sinaí, el ejército aéreo israelí trató de forzar el aterrizaje de Swami Vishnudevananda, pero el continuó su misión sin dudarlo. Su mensaje: “El hombre es libre como un pájaro, supera las fronteras con flores y amor, no con armas y bombas”.

De la misma manera, voló sobre el muro de Berlín desde el Oeste hasta el Este, en 1983 y sobre un avión ultraligero, „armado“ con dos ramos de flores. Aterrizó en una granja en Weissensee en Berlín Este. Después de ser interrogado por las autoridades de Alemania del Este durante cuatro horas, fue puesto en libertad en el metro con un sandwich de queso y enviado de regreso a Berlín Occidental.

Un año después, en 1984, pasó tres meses viajando por India en un autobús de dos plantas bajo el lema „Yoga para la paz“. Quería que el país donde nació el yoga estuviera al tanto de  la práctica moderna del yoga y la filosofía . Swami Vishnudevananda dejó su cuerpo en 1993 durante un peregrinaje por la paz mundial y el entendimiento mutuo en Bangalore, Sur de India.

 

LA ENERGÍA DE DIEZ RUPIAS

Swami Vishnudevananda solía decir que fue a Occidente, fundó los Centros y Ashrams Sivananda Yoga Vedanta y formó a miles de profesores de yoga, todo con la energía de diez rupias.

“Estas 10 rupias me han llevado alrededor del mundo incontables veces. Fue solamente la energía de mi maestro, Swami Sivananda, y sus bendiciones, las que me hicieron capaz de hacer todo lo que he hecho. Todo lo he hecho en nombre de mi maestro.”

Fue una autoridad de Yoga reconocida internacionalmente y  el primer maestro de Yoga en Occidente.

Su libro de Yoga (1960) fue best-seller.

Su misión: “La Paz Universal”  estaba convencido de que la paz no puede lograrse sin encontrar primero la Paz Interior.

En 1969 se celebra el 1ª Curso de Formación de Profesores de Yoga en ( Canadá ).

En 1970 Inicia los Simbólicos “Vuelos para la Paz”. A lugares conflictivos del mundo Irlanda del Norte, Oriente Medio el Berlín dividido. Bajo el lema “ El hombre es libre como un pájaro” superemos las barreras creadas por el hombre.

En 1974 se establece el Centro de Yoga Sivananda en ( Viena ) en la actualidad existen mas de 70 centros y ashrams de Yoga Sivananda en todo el mundo.

En 1985 se celebra el 1ª curso de Formación de Profesores en (España).

Enseño el yoga clásico en 5 puntos básicos:

  1. Ejercicio adecuado (asanas)
  2. Respiración adecuada (pranayama)
  3. Relajación Adecuada (savasana)
  4. Dieta adecuada (vegetariana)
  5. Pensamiento Positivo y Meditación (vedanta dhyana)                        Maestro y discípuloMaestro y discípulo

    “La salud es riqueza la paz mental es felicidad…el yoga muestra el camino”

                                                                                      Swami Vishnu-devananda

 

 

Fuente: Sivananda Yoga Vedanta 

 

 

 

 

Galería de imágenes

© 2017 elcarmenyoga | Todos los derechos reservados.